Como referente de cultura organizacional, Kruger sale en nota de prensa del diario expreso.ec de Guayaquil.

El cliente siempre tiene la razón. Esa ha sido la fórmula del éxito para las empresas durante generaciones. Una nueva visión, sin embargo, agregó una palabra a esa frase y cambió toda la estructura tradicional de las relaciones laborales.

Para algunas compañías, el cliente interno (trabajadores) también tiene la razón.

Por eso hay que tratarlos bien, dicen los altos ejecutivos de tres empresas consultadas por EXPRESO. La idea es que sean felices mientras trabajan. Así, aseguran, son más productivos. “Es un ganar-ganar”.

¿Cómo se alcanza esa felicidad? Dando libertad a los empleados. Olvidándose de las políticas de vestimenta e imagen, flexibilizando la jornada laboral, proporcionando espacios para liberar tensiones acumuladas y escuchándolos a diario. Todo eso, claro está, sin descuidar las responsabilidades.

La propuesta es buena, según Sara Carrasco, coordinadora de Marketing de Kruger. Ella tiene ejemplos concretos de que la “libertad con responsabilidad” es efectiva.

Kruger desarrolla proyectos de innovación. Sus 260 empleados son jóvenes creativos que no quieren estar sentados en una oficina tradicional ni esperan tener una jornada laboral sin descanso. Ellos, afirma Carrasco, desarrollan su creatividad, por ejemplo, si después de terminar parte de su trabajo pueden jugar videojuegos o futbolín. Kruger ha tenido buena respuesta con el novedoso modelo -su rotación de personal es menor al 8 %- y ya lleva sus proyectos a Perú, Estados Unidos y España.

Con esto coincide Michelle Arévalo-Carpenter. Ella es cofundadora de Impaqto, una empresa dedicada al coworking que también ve la relación con el cliente interno como una oportunidad para mejorar la armonía en la oficina.

Ella, pese a ser la directora ejecutiva de Impaqto, no tiene una oficina propia. Todos comparten los espacios y eso, asegura, hace que la relación deje de ser vertical.

Michelle agrega que no se trata únicamente de tener sillas de colores, ventanas grandes y mesas. Desarrollar estrategias de relaciones laborales efectivas es un compromiso. El jefe se compromete a respetar a su trabajador y este, a su vez, se compromete a hacer un buen trabajo.

Y tiene ejemplos. En Impaqto, cada empleado es responsable del espacio que ocupa y de los materiales que usa. Si quiere tomar una taza de té, debe lavar los utensilios. Tampoco puede usar el teléfono todo el día porque otras personas lo necesitan.

Daniel Palacios es uno de los tantos ejemplos de esa nueva forma de ver el trabajo. Él labora en el portal web OLX. Es un economista y analista con varios títulos académicos. Sus resultados en la empresa de venta de productos en línea, que tiene más de tres millones de usuarios en Ecuador y que creció en un 300 % desde que abrió sus oficinas en Quito, en abril, son espectaculares, según sus jefes. Daniel no luce traje y corbata. Cuando conversa con este Diario tiene una camiseta blanca y un pantalón café con zapatillas. Su aspecto rompe el molde y sus logros rompen las metas planteadas.

EXPRESO indagó más en el comportamiento de las tres empresas y revela parte del secreto de su éxito.

1. IMPAQTO

El sentido común ayuda a la convivencia

Las labores son diversas. Impaqto es una empresa de coworking. Es decir, en sus instalaciones reciben a otras pequeñas o medianas empresas para que operen desde ahí. Es la solución ideal para emprendedores que no quieren reunirse con sus clientes en casa. Esa idea significa un reto, confiesa Daniela Peralvo, directora de operaciones y cofundadora de Impaqto. Es necesario que las más de 20 empresas que funcionan en el lugar respeten al otro.

La ventaja, explica, es que sus trabajadores y el resto de empresas tienen intereses comunes. Impaqto busca a colaboradores con un alto sentido social y ambiental. Así es más fácil todo, dice.

Hay ejemplos. Todos los trabajadores deben reciclar plásticos, papel y otros materiales. También deben respetar las pertenencias del otro. Es decir, explican sus líderes, “usar el sentido común”.

Tras conversar con sus clientes internos, las fundadoras del espacio decidieron que las oficinas serían ‘Pet Friendly’. Es decir, los empleados pueden llegar con sus mascotas y aprovechar los espacios verdes y abiertos que tienen las oficinas. Ahí también hay reuniones y actos oficiales.

Impaqto. Los espacios abiertos son fundamentales para las empresas.

De esta manera sus empleados se comunican. (Karina Defas / Expreso)

2. KRUGER CORPORATION

Los empleados son parte activa

Ernesto Kruger, fundador de Kruger Corporation, tuvo un sueño. Lo convirtió en una empresa y ahora su modelo de innovación y tecnología se replica en el mundo.

Él entiende la importancia de que las ideas se plasmen en proyectos y por eso quiere que su personal haga lo mismo. En el subsuelo del edificio central de Kruger, en Quito, hay un ‘Muro de Sueños’. Cada empleado escribe el suyo y trata de cumplirlo, explica Ricardo Chávez, encargado de Talento Humano y Cultura.

Él señala que Kruger, pese a su modelo de trabajo diferente, cumple con todas las exigencias del Ministerio de Trabajo. La diferencia, enfatiza luego de bajar por un tobogán en lugar de usar las escaleras, es que hacen que las normas sean divertidas.

Un ejemplo es el área de seguridad laboral. Kruger cuenta con camilla, extintor de fuego, botiquín de primeros auxilios y otros insumos para atender una emergencia. En lugar de estar en la bodega, los materiales están en un espacio que se asemeja a un puesto de salvavidas en la playa. También impulsan planes de alimentación sana. Dos veces por semana, se reparten frutas a todos los empleados.

 

Sueños. Los empleados escriben sus anhelos y proyectos. (Ángelo Chamba / Expreso)

3. OLX, COMPRA Y VENTA EN LÍNEA

El trabajo en casa es una alternativa

OLX tiene amplia experiencia en el mundo, pero es relativamente nueva en Ecuador. Sus oficinas, que iniciaron como coworking en Impaqto, abrieron en abril de este año. Ante su rápido crecimiento, desde julio, se instalaron en sus oficinas propias.

Hasta ahí llegan los casi 20 empleados. Algunos se dedican a soluciones para el cliente, otros a acercarse a inmobiliarias -para que oferten sus viviendas en su página web- y otros dan asesoría. No todos entran a las 08:30. Unos llegan a las 11:00 y otros no llegan de vez en cuando. Rafael Portilla, gerente de OLX en Ecuador, dice que si un trabajador puede cumplir su jornada en casa, no necesita ir a la oficina. Si otro tiene actividades personales en la mañana, puede entrar en la tarde. Lo importante es que las metas y objetivos trazados por la empresa se cumplan.

Una de las ventajas de OLX es que ocupa el séptimo piso de una oficina en el centro norte de la capital. Es decir, cuentan los empleados, hay una vista hermosa de la ciudad. Por eso, ellos son libres de salir al balcón para hacer una pausa de las actividades diarias.

En OLX, cuenta Portilla, también es importante que los empleados sientan una relación horizontal. Su oficina es también la sala de reuniones y todos almuerzan en el mismo lugar.

Aunque no da cifras, el empresario confiesa que los sueldos son parte de la felicidad que quiere dar. Por eso, dice, el pago en OLX es 50 % más alto que el de las empresas de su tipo.

Una de las razones para los salarios más altos es el nivel de los trabajadores. En sus filas hay graduados de la Universidad de Cambridge, personas con más de una maestría y exempleados de grandes corporaciones internacionales. A ese talento, comenta, hay que retenerlo de diversas formas.

Reuniones. Los empleados de OLX pueden trabajar en el balcón. (Karina Defas / Expreso)

SEPA CÓMO

Tecnología

Las empresas con dinámicas diferentes apuestan por la tecnología. No solo la generan, como Google, Facebook, Twitter o Kruger, sino que la usan para que sus trabajadores se diviertan durante la jornada diaria.

Deporte

La actividad física es parte de la iniciativa. Los empleados de las tres empresas consultadas practican algún deporte. Incluso organizan torneos y campeonatos internos. Reciben premios y sus logros se destacan.

Las visitas

Para quienes visitan las empresas innovadoras resultan curiosos algunos detalles. El ambiente divertido no es exclusivo de los empleados. Los visitantes también pueden jugar con piezas de armar o rompecabezas.

Alimentos

Otro punto en común es la alimentación para su personal. Frutas y bebidas saludables están en todas las cafeterías. Aunque en algunos casos son gratuitas, nadie abusa de los beneficios. En las empresas se instaura una relación de confianza.

Fuente: Expreso.ec

Compártelo en tus redes