Un 80% de los empresarios ecuatorianos están hoy sumidos en una fase de mejoría de sus procesos organizacionales apoyados en la tecnología digital.

La visión de digitalizar por cumplir una necesidad netamente operativa es miope, la transformación digital es más un tema de filosofía del negocio que busca servir mejor al cliente y abrir nuevos nichos apostando por la innovación, por el emprendimiento consultivo y la implementación de soluciones enfocados en necesidades reales.

Opinan los expertos

Según Margaret Rouse, (Teach Target) la transformación digital ocurre al cambiar el pensamiento de una organización para aprovechar el potencial de las tecnologías de la información (TI). La mera implementación de tecnología por sí sola no es lo que la transforma, esto demostró un estudio de 2011 realizado por el Centro MIT para Negocios Digitales y Capgemini Consulting que examinó a 157 ejecutivos de 50 empresas con ingresos anuales de $1.000 millones de dólares o más. El estudio encontró que para transformar, las organizaciones deben rediseñar sus modelos de negocio y modelos operativos así como los productos y servicios resultantes.

En Ecuador ya se ha entendido que la transformación digital no es una opción sino un requisito para mantenerse a futuro. Para Boris Monsalve, Gerente Comercial de Kruger Corporation, empresa experta en innovación y transformación digital, este proceso se cimienta en cinco pilares fundamentales: Procesos ágiles (hacer más fácil lo que ya se hace), Omnicanalidad (extensión a todos los canales disponibles), Interoperabilidad con Todo (integración entre negocios, personas, cosas, etc.), Analítica del cliente (comprender, predecir y cambiar al cliente), y Actitud Innovadora (cambio organizacional).

Entender esto explica fenómenos de negocios que atienden a nuevos modelos que parecerían impensables, por ejemplo que la compañía de taxis más grande del mundo (Uber) no cuenta con un solo taxi, o que el portal que genera más contenido del planeta no cuenta con un solo editor (Facebook). Hoy estamos cambiando edificios por información y oficinas por dispositivos móviles, todo está ejecutándose con un click, literalmente con la punta de un dedo y con una aceleración exponencial en su evolución.

Se estima que el Ecuador un 50% de las organizaciones de gran tamaño, ya llevan mitad de camino recorrido en este proceso pese a que no es un camino llano, pues no hay un único modelo para alcanzarlo pero ya se están convirtiendo sistemas en herramientasmultifuncionales y estratégicas para transformar sus negocios, abrir nuevos mercados, optimizar sus operaciones, posicionar la marca, fidelizar clientes y promocionar nuevos productos y servicios.

La investigación del MIT y Capgemini antes citada encontró que la transformación digital exitosa no ocurre de abajo hacia arriba, sino que más bien que debe ser impulsada por los líderes de las empresas. El fin último de toda transformación digital es ser una empresa digital y para ello tanto gerentes como directores necesitan mudar su entendimiento clásico de administradores a líderes empresariales con conocimiento amplio para aplicar el potencial de las tecnologías presentes y su capacidad para transformar los modelos tradicionales de negocio.

 Compártelo en tus redes