Con el paso del tiempo, el Cloud Computing ha logrado posicionarse como una grandiosa herramienta para implementar dentro de la estructura del negocio, pues no solo nos ofrece acceso a todos los datos, servicios y análisis que responden a las necesidades de la compañía, sino que también nos permite protegernos de los ciberataques en casos determinados.

Para nadie es un secreto que la Nube nos brinda cientos de oportunidades en el mundo digital para la construcción y crecimiento de los modelos de negocio a través de la investigación y el desarrollo de soluciones digitales. Por eso, de acuerdo a un reciente estudio de Gartner, una política corporativa contraria a la Nube será tan rara como una política de no usar Internet en 2020.

Según la firma de investigación, gran parte de los obstáculos que se impusieron sobre el cloud computing en un primer momento están desapareciendo, principalmente debido a la necesidad de implementar una mayor seguridad en la tecnología.  “Cloud computing será cada vez más la opción por defecto para la implementación de software, tanto en despliegues de nube pública como privada”, afirman los expertos de Gartner.

Por lo anterior, las previsiones indican que más del 30% de las nuevas inversiones en software de los 100 mayores proveedores se hará en estrategias de ‘cloud-first’ de cara a 2019. No obstante, poco a poco, esta mentalidad irá dando el siguiente paso hasta convertirse en una filosofía de ‘cloud-only’, un fenómeno que está aumentando gradualmente en los últimos años.

Gartner también reveló que, en este orden de ideas, para 2020 se venderá más potencia de computación por parte de los proveedores de IaaS (Infraestructure as a Service) y PaaS (Platform as a Service) que por los centros de datos tradicionales. Por otro lado, Gartner también detalla como el mercado de IaaS ha crecido más de un 40% anual en facturación desde 2011, y se prevé que continúe aumentando un 25% anual hasta 2019.

Nube híbrida, la tendencia más común en los próximos años

La nube híbrida se ha convertido en una de las soluciones preferidas por las empresas, pues permite a las organizaciones integrar un mecanismo público y privado para obtener capacidad extra de procesamiento. De esta manera, en un entorno híbrido, es más sencillo mover los datos con agilidad, algo que es de gran importancia para las organizaciones. Por eso, de acuerdo a Gartner, el modelo híbrido será el más común de todos, involucrando siempre servicios de nube pública en la estrategia general pero con una base de sistemas propios para las aplicaciones más críticas.

Y no solo Gartner hace esta predicción para los próximos años.  Según el informe “Gestión de la información y continuidad de negocio en entornos de cloud híbrida” realizado por la firma IDC, para 2018, el presupuesto de TI destinado a la TI tradicional in-house va a pasar del 57% al 43%, y la diferencia de presupuesto será destinada a adquirir modelos cloud. “Más del 80% de las grandes empresas utilizarán entornos de cloud híbrida dentro de dos años”, indicó la firma.

Beneficios de la nube híbrida

La nube ofrece un mayor control a las compañías no solo para poder proteger su información, sino también para poder aprender de los atacantes. Es así como, por ejemplo, con una tecnología de punto final basado en la nube, los cibercriminales pueden adquirir el software del sensor de endpoint.

Las ventajas que ofrece la nube híbrida son muchas, empezando por una mayor seguridad en la plataforma para desarrollar aplicaciones, una operabilidad sin dificultades, permitiendo implementar desarrollos en la plataforma, y finalmente, concediendo agilidad y rentabilidad a la hora de migrar nuevas aplicaciones.

Para conocer acerca de las soluciones que podemos brindar en la integración de nubes híbridas y demás áreas tecnologicas ingresa a » krugercorporation.com/tecnologia

Fuente: Reporte Digital
I
magen: Freepik