El “Happiness” en las empresas mejora la calidad de vida del trabajador

Trabajar con alegría beneficia a todos. El “Happiness” en las empresas mejora la calidad de vida del trabajador mientras la organización se hace de colaboradores comprometidos y más productivos.

El principal objetivo que persiguen las empresas que cuentan con áreas de felicidad o “Happiness” son las de conseguir integración e interacción entre sus colaboradores. La relación sin distingo de jerarquías ni dependencias entre todos los ahora llamados clientes internos de una organización produce un ambiente óptimo para la creatividad, el trabajo en equipo y los hábitos saludables.

Las estadísticas no se equivocan

Este interés organizacional por alegrar la vida de los trabajadores, de provocar una sonrisa y brindar la comodidad y satisfacción de ser parte de un entorno flexible acorde a un nuevo ritmo de trabajo se ha traducido en beneficios tangibles y cuantificables como reducción del índice de rotación, incremento sostenido de la producción, crecimiento del nivel de compromiso y fidelización de colaboradores y aliados.

Un índice de rotación de personal de 4.2% en empresas con gestión de Happiness comparado con el 11.2% de la mayoría de los países de la región habla por sí mismo.

El trabajo de Fiorella Castro, analista de Happiness de Kruger Corporation, es hacer feliz a todos en su empresa. Para ello implementa diversos programas para mejorar el ambiente laboral de los colaboradores tales como eventos deportivos, desayunos corporativos, visitas guiadas para familiares, beneficios por aniversarios, alimentación sana, espacios lúdicos, entre otros.
“El tema tecnológico es sin duda base del desarrollo y la trasformación, sin embargo, el corazón de toda organización late con el talento humano, este es el eje fundamental de toda empresa” expresa Castro, y añade: “por ello la innovación también debe ser aplicada a la calidad humana”.
Esta alegre millennial asegura que dar la debida importancia al recurso humano redunda en dos beneficios básicos para las organizaciones: fidelización y productividad.

La respuesta de los colaboradores también dice mucho: “Estas actividades fomentan el compañerismo”, “han mejorado 100% el ambiente laboral”, “se nota que yo le importo a la empresa” comentan clientes internos de Kruger agradecidos de poder laborar en una empresa para la cual un ambiente feliz es prioridad. Un departamento orientado exclusivamente a la felicidad de los trabajadores no es un lujo, es más bien una inversión en calidad de vida que hace crecer a las organizaciones junto a su personal.

facebook.com/hashtag/CulturaKruger

twitter.com/#CulturaKruger

instagram.com/explore/tags/CulturaKruger

Compártelo en tus redes