La conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible HABITAT III dio espacio a temáticas relacionadas a empresas y sus aportes al desarrollo de las sociedades. En este contexto el CEO de Kruger Corporation, Ernesto Kruger, conversó con estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador sobre Ambientes Empresariales Felices y su aporte a la economía social.

“Si no somos felices es porque no estamos trabajando en lo que queremos”. La experiencia nos está diciendo que el asunto es así de simple: ambientes aburridos, tradicionales y monócromos reducen la productividad y rentabilidad de las organizaciones así como el nivel de compromiso de sus colaboradores.

Millennials, el color, Legos y felicidad

Trabajamos con y para la generación Millennials, personas nacidas en los ochenta que no sienten ataduras ni dependencia más que de la tecnología y de su propio coeficiente creativo, pero que a su vez  son más sensibles a ciertos estímulos, como los colores.

La psicología ha demostrado que los colores ejercen una notable influencia en el rendimiento laboral, que a su vez está interconectado con el trabajo de otros, por lo que debe hacerse siempre juntando voluntades tal como se arman las piezas de Lego; y si a lo anterior se le suma el valor del autoestima del trabajador en su entorno laboral tendremos una empresa feliz y más productiva.

“Uno viene al mundo con ciertos legos. Hay que juntar voluntades para un objetivo común, nunca trabajar solo” nos dice este exitoso y visionario emprendedor.

Hay que crear ambientes felices para cosechar buenas ideas

La experiencia en Ecuador también demuestra que los ambientes empresariales felices generan un alto nivel de compromiso en aliados y colaboradores, incrementan la productividad, reducen el nivel de rotación y estimulan la creatividad; lo cual a su vez se traduce en un crecimiento sostenido de la organización y, consecuentemente, de los ciudadanos y la sociedad.

“No hay imposibles, lo imposible solo tarda un poco más”, con esta frase Kruger cerró la conferencia cuyo mensaje principal fue la invitación a romper paradigmas, a no conformarse, a intentarlo todo aún con miedo, a hacer del trabajo un verdadero paraíso.

Acerca de Kruger:

Kruger Corporation es una organización ecuatoriana de desarrollo, innovación y tecnología con más de 20 años de antigüedad que hoy cuenta con unos 260 colaboradores en Quito, Guayaquil, Washington, Lima, Madrid y Valencia. Su sede principal, ubicada en Quito, ha recibido al día de hoy más de 20 mil visitantes y es un verdadero “homenaje a los locos”. Su división de responsabilidad social denominada KrugerLabs ha acompañado a más de 60 emprendedores a convertirse en empresarios exitosos.

Compártelo en tus redes